Blog Asociación Animales El Trasgu

Albergue Municipal

Somos una asociación sin ánimo de lucro, formada por defensores de los derechos de los animales. Nuestro fin empieza y acaba por el bienestar animal.

La historia de Simeon

Escrito por eltrasgu 07-08-2014 en Trasguperris en adopcion. Comentarios (0)

Me llamo Simeón, nací no sé muy bien qué día de no sé muy bien qué año. Poco recuerdo de mi madre y hermanos, y menos sé de la suerte que pudieron correr, la mía no fue muy buena.

Mi pasado lo estoy olvidando, tuve dueños o por lo menos eso pensaba.

Nadie jamás se había preocupado de mi salud, junto a mi amigo Gruni, el que siempre me ha cuidado, llegamos a las calles. Yo estaba enfermo medio calvo, sarnoso, teníamos miedo, miedo a esos que se hacían llamar humanos. Pero alguien nos encontró. Alguien hizo que nuestro destino se uniera al del albergue de Mieres, y las chicas del Trasgu nos acogieron en su seguridad. Pasamos de las calles a una zona que ellas llamaban albergue dónde van los animales que ya no tienen dueño. Deberíais haber visto a Gruni, no se fiaba de nadie, les ladraba y gruñía si se nos acercaban, fiel escudero solo buscaba seguridad. Pero lo que no sabíamos es que esas humanas eran distintas, allí me dieron las medicinas que necesitaba, los baños que hacen que mi pelo vuelva a crecer, y tanto a mi amigo como a mí nos han desparasitado, nos vacunan, nos chipan y castran, nos dan cobijo, cariño, comida, agua, un techo donde dormir, y alucinad salgo a pasear cuando chicos y chicas llamados voluntarios dedican su tiempo libre a ayudarnos.

Aquí somos muchos, muchísimos. Hemos llegado en verano sobre todo, hay un montón de cachorros, porque la gente no entiende que por nuestro bien hay que esterilizarnos y así se evitan camadas masivas y que acaben abandonados. No es justo, no hemos venido a hacer daño en cambio cuando ya les molestamos nos echan de sus vidas y dependemos de gente como el Trasgu para sobrevivir.

Sobre los cachorros llegaron seis hermanos, pero este no era su sitio, son pequeños necesitan hogares que les protejan, los dejaron en cajas tirados, enfermos. Sentimos ¿entendéis?, no nos hagáis sufrir así. Algunos ya han encontrado acogidas y otros adopción, pero sed responsables, duramos muchos años y os queremos más que a nuestras vidas. Llegaron algunos más, una cachorrita canelita, preciosa y dicharachera, otros hermanitos, aparecen gatitos, son bebes necesitan ayuda para sobrevivir.

También hubo un compañero Flash, apenas estuvo aquí, el venía enfermo, tan enfermo que nadie pudo hacer nada por él, ellas lo intentaron todo pero ya era tarde. Descansa en paz compañero.

Y seguimos aumentando el número, podría hablaros de todos y cada uno de ellos pero no acabaría nunca, llegan de todas clases y tamaños, las chicas están agotadas pero siguen al pie del cañón, dicen que allí, aunque necesitamos un hogar, van a protegernos darnos todo lo que puedan y más, porque hay gente de todos lados que las ayuda, son socios, comercios colaboradores, voluntarios, padrinos, nos traen cositas, nos sacan a pasear, nos bañan, nos difunden en no sé qué de las redes sociales para que alguien al vernos nos venga a buscar, y así pasan los días.

Estuve muy asustado, pero ahora ya todo pasó, Gruni y yo vivimos temporalmente aquí, porque algún día soñamos con tener un hogar. Hemos hecho muchos amigos, nos cuentan algunos que llevan años aquí, paciencia, algún día entrara alguien por esta puerta y nos llevará a su hogar y tendremos una familia, aunque aquí ya somos una gran familia, necesitamos tener una nuestra. Cada día cuando ya las chicas se van y la noche cae, todos soñamos lo mismo, que el verano se acabe, que pare ya este ritmo de entradas, porque ya hemos sufrido bastantes, y también con esa familia que algún día llegará.

Al verano aún no ha acabado, seguirán llegando otros y será cada vez más duro, porque no podemos llegar al hacinamiento, sería peligroso. Así que os daré unos consejos para que a ninguno más le pase lo que a mí:

-Esteriliza, ya somos muchos, no traigas más dolor al mundo. Además beneficia nuestra salud.

-Cuando uno de nosotros llega a tu vida, es hasta el fin de la nuestra, tenlo en cuenta.

-No nos dejes en verano, como ya hemos dicho, y aunque insista en ello, vivimos muchos veranos y queremos pasarlos con nuestros dueños, se responsable.

Y nunca olvides, la mejor jaula es la vacía, ven a visitarnos, y juntos conseguiremos que algún día los veranos no sean épocas malas en las que nos echan a la calle, sino una época más en la que todos disfrutamos.


Ayuda a un abuelo

Escrito por eltrasgu 06-08-2014 en Como ayudarnos. Comentarios (0)